viernes, 27 de noviembre de 2009

No comment.


Por el gran Miguel Brieva.

Aquí una entrevista en youtube:

jueves, 26 de noviembre de 2009

Videoclip de la semana.

De nuevo salta a mi blog la figura de Joe Crepúsculo y la dirección de cortos de Luis Cerveró que esta vez comparte autoría con Ana Ibáñez y producción de Nanook Films.

Charla en El Casino de Monóvar.

Mañana, viernes 27 de noviembre, a las 20:00 daré una charla titulada "De la palabra escrita a la imagen en moviviento (procesos creativos en el cine y televisión)" en El Casino de Monóvar. Esta charla se enmarca en un ciclo de conferencias que organiza esta sociedad con motivo de la Fira 2009. Y ESTÁ ABIERTA A TODO EL PÚBLICO, SOCIOS Y NO SOCIOS.

A pesar de la pomposidad con que he titulado la conferencia (me pedían un título cuando todavía no tenía muy claro de qué iba a hablar) espero poder hacer algo ameno e interesar a la audiencia con los pasos que se dan para poder hacer realidad lo que se imagina sobre papel (o pantalla de ordenador).

Tras la conferencia y para mostrar cómo se vive un rodaje proyectaré el Making of de Primer domingo de mayo dirigido por Olaf González y José Miragall, trabajo que se aleja del típico 'making' trufado de entrevistas a directores y actores que dicen lo maravillosa que está siendo la experiencia para mostrar las tensiones, los momentos de relax, los nervios y las tonterías que nos hacen hacer en los tiempos muertos esos nervios que produce un rodaje.

Este making of además ha generado una película paralela, un falso documental que se titulará 24 mentiras y del que dejo dos trailers a continuación.

24 Mentiras from Olaf González Schneeweiss on Vimeo.



24 Mentiras from Olaf González Schneeweiss on Vimeo.

XI Jornades de Portes Obertes al Cabanyal.


El 27 de noviembre de 2009, en la Antigua Fábrica de Hielo (Travessia Pescadors, 45) a las 20:00 horas se inauguran estas nuevas jornadas donde se puede conocer mejor la situación de este barrio marítimo de la ciudad de Valencia asediado por la especulación.

Os dejo el texto que acompañaba el e-mail que he recibido:
L’antiga fàbrica de gel, que subministrava a les barques de pesca i a la llotja del peix, s’ha convertit en un espaï meravellós, màgic, on vorem cases centenàries rehabilitades, vorem plànols originals de l’arxiu d'Àngel Romaní i Víctor Gosálvez, coneixerem propostes d'arquitectura “Juégate el Tipo” i les possibilitats per a la vida contemporània que ofereix el seu parcel·lari ... ...

Us esperem.

Atentament, Plataforma Salvem El Cabanyal - Canyamelar

lunes, 23 de noviembre de 2009

Videoclip de la semana.

Gran tema y gran vídeo de dos artistas que no necesitan presentación, Charlotte Gainsbourg y Beck.

viernes, 20 de noviembre de 2009

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Pase de cortos en Monóvar (mi pueblo natal)

El próximo sábado 14 de noviembre a las 20:00h en la Casa de Cultura de Monóvar (Alicante) habrá un pase de cortometrajes a beneficio del proyecto Dembayá de Cruz Roja en África. Los cortos que se proyectarán son "Primer domingo de mayo" y "Humildad", ambos dirigidos por Martín Román e Iñaki Antuñano, "Salvador (historia de un milagro cotidiano)" de Hwidar Abdelatif que ganó un Goya en 2008, "Niños que nunca existieron" de David Valero y "Binta y la gran idea” de Javier Fesser (director de El milagro de P. Tinto y Camino). La aportación al proyecto es de 3 euros.

Carteles:

Primer domingo de mayo


Humildad


Salvador (Historia de un milagro cotidiano)


Niños que nunca existieron.


Binta y la gran idea.

martes, 10 de noviembre de 2009

Videoclip de la semana.

Make the girl dance actuarán en Madrid el 15 de enero y en Barcelona el 16, el vídeo me lo descubrió Iñaki Antuñano a través del Facebook.

Make the Girl Dance - Baby from Friends by Far on Vimeo.

viernes, 6 de noviembre de 2009

jueves, 5 de noviembre de 2009

Estigmas, una película de Adán Aliaga.


Su anterior película "La casa de mi abuela" era un documental protagonizado por su abuela y su sobrina que le llevó varios años rodar y que obtuvo la recompensa de ser estrenada en cines y recibir numerosos y prestigiosos premios por todo el planeta empezando por el IDFA de Amsterdam. Esta película emocionaba a audiencias de cualquier edad y procedencia porque todos identificábamos en el personaje principal características de nuestras propias abuelas. A los que no la hayáis visto os la recomiendo encarecidamente.

Para su segundo largometraje, Adán ha cambiado completamente de registro con una película de ficción rodada en blanco y negro, con personajes marginales y adaptando un cómic de Lorenzo Mattotti y Claudio Piersanti de título homónimo. Quizá el nexo que le une a la anterior obra de Adán sea que el protagonista principal no es un actor profesional sino un lanzador de peso llamado Manuel Martínez. Cuenta la historia de un exconvicto introvertido al que le cuesta rehacer su vida y al que un día empiezan a sangrarle las manos sin razón alguna.
Su primera proyección oficial en España fue durante la Semana Internacional de Cine de Valladolid, Seminci 54 en la que se alzó con el Premio Pilar Miró al Mejor Nuevo Director.

A partir del 9 de Noviembre se estrenara comercialmente en los Cines Navas de Alicante en los horarios habituales de programación. Os recomiendo verla en pantalla grande, pero también existe la posibilidad de verlo Online si no vivís en aquella ciudad. La podéis ver pinchando aquí, yo de momento os dejo el trailer.


También os dejo un link para que leáis la entrevista que le realizó Gabi Ochoa en su blog.

Ciclo de videoclips en la SGAE de Valencia.


Durante los días 10, 11 y 12 de noviembre se celebra el encuentro "A ritmo de clip (3 décadas del videoclip en la Comunidad Valenciana)". Cada día habrá mesa redonda y proyección de videoclips, el videoclip que realicé para Laudable Sepia Dominical se proyectará el miércoles 11 y en la mesa redonda participarán los realizadores Pau Martínez y Fernando Salas junto a Jorge Martí de La habitación roja y Guillermo Artés de Guillemka.

Por mi parte os dejo de nuevo el videoclip de LSD "So Dry" y quizá os vea por Valencia esos días.

"So Dry" de LSD, dirigido por Martín Román (260MB) from Martín Román on Vimeo.

martes, 3 de noviembre de 2009

CINCO FINALES ACOJONANTES DE LA HISTORIA DEL CINE

Este título para esta entrada no es mío, es una petición/obligación propuesta por Javi (El veredicto de las flores) a varios bloggeros, algunos nos conocemos, otros no.

Aquí van los míos, obviamente hay más y quizá se repitan con algunas propuestas de otros bloggeros pues no he querido mirar los que ya habían acatado las órdenes del también conocido como "El Pulgas".

Con faldas y a lo loco
(Some like it hot, Billy Wilder)


El gran dictador (The great dictator, Charles Chaplin)


Teléfono rojo, volamos hacia Moscú (Dr. Strangelove or: how I learned to stop worrying and love the bomb, Stanley Kubrick)


Los 400 golpes (Les Quatre Cents Coups, François Truffaut)


El verdugo, de Luis García Berlanga.


PD1: En lugar de "Con faldas..." quería haber puesto el final de "Funny Games" (M. Haneke) o de "Viridiana" (Luis Buñuel) pero no las he encontrado en youtube.

PD2: A continuar con el juego emplazo a César Sabater, Gabi Ochoa, El intruso cuentacuentos, Kostas Vidas y a El laboratorio del Dr. Fronkostein.

Videoclip de la semana.

No sé mucho sobre Los Punsetes pero la gente del Club Magazine de Valencia han colgado este videoclip en su muro de Facebook. Me ha fascinado su diseño pixelado. Esta fascinación tiene algo cíclico, cuando era niño alucinaba como iban desapareciendo los cuadraditos de los juegos de Amstrad y Spectrum en favor de diseños más estilizados para los juegos de PC. Nuestra generación vive con un pie en la infancia perdida y el otro lo tiene el banco junto a nuestras hipotecas, nuestros recuerdos están pixelados y por eso nos enganchan estos vídeos.

domingo, 1 de noviembre de 2009

De Bernard-Henry Lévy a Roman Polanski.

Publicado en El País.



Pasan los días y Roman Polanski sigue en prisión, se acuesta y se levanta en prisión, ve a su mujer una hora a la semana en el locutorio de una prisión, mientras sus hijos de 11 y 16 años, si aún tienen el valor de ir a la escuela, afrontan las miradas de unos compañeros que han oído en casa que el papá de los pequeños P., ese señor con el que a algunos se les caía la baba cuando se codeaban con él "por hijo interpuesto", ese padre que otros se jactaban de conocer cuando lo veían en la tele durante la entrega de los César, ése, es finalmente un criminal, un violador, un sodomita, un pedófilo.

Así las cosas y dado que los días pasan y todo el mundo parece encontrar esta situación normal, dado que los apoyos de Roman Polanski flaquean y, a veces, dudan, dado que la jauría biempensante parece haber conseguido convencer al ministro de Cultura francés de que se precipitó al hablar llevado por la emoción -cuando no hizo sino cumplir con su deber-, quiero repetir aquí, una vez más, por qué este asunto es vergonzoso.

Es vergonzoso meter en la cárcel a un hombre de 76 años por un delito de corrupción de menores -único cargo que le imputa, hoy como ayer, la justicia californiana- cometido hace 32 años.

Es vergonzoso que, en un país en el que -lo mismo que en Europa- se puede asesinar a una anciana, torturar al prójimo, mutilarlo..., sabiendo que el crimen -como todos los de sangre- prescribirá al cabo de 10 o 15 años, todo el mundo haga como si este otro crimen, el de Polanski, conllevase una imprescriptibilidad de facto.



Es vergonzoso ver a los habituales del café de la esquina planetario, antiestadounidenses pavlovizados que nunca andan cortos de argumentos para fustigar a Estados Unidos sin ton ni son, perder repentinamente la voz, volverse mansos como corderos y, cuando se trata de él, de Polanski, repetir simplemente: "Ah, es que es Estados Unidos... y la ley estadounidense es la ley estadounidense... dura lex sed lex...".

Es vergonzoso escuchar a una militante pro derechos humanos como la abogada francesa Gisèle Halimi, que se ha pasado la vida sacando a la gente de la cárcel por crímenes mucho más graves que el que le reprochan al autor de El pianista, corear como los demás: "se ha cometido un crimen, la justicia es igual para todos, Polanski debe ser juzgado".

Es vergonzoso ver cómo algunos intelectuales, cuyo papel debería consistir en rebajar la tensión y contener los arrebatos populares, siguen -como Michel Onfray en Libération- los pasos del rebaño de "ignorantes entusiastas" (Joyce) y se entregan, en nombre de la defensa de la infancia violentada, a las asociaciones más odiosas (nunca los oí denunciar con el mismo ardor la violencia sin límite que representa el martirio de los niños soldado en África, o el de los niños esclavos en Asia, o el de los cientos de millones de niños muertos de hambre -según estimaciones de la FAO- en los últimos... ¡32 años!).

Es vergonzoso ver a alguien como Luc Besson apresurarse a salir en televisión para, revestido de una cándida honestidad, hacer leña del árbol caído y, como en los peores días de los cazadores de brujas maccarthistas, denunciar a su camarada.

Es vergonzoso seguir repitiendo, como hacen los unos y los otros, que la justicia debe ser "igual para todos", cuando, si hay una "desigualdad", si hay un doble rasero, es en detrimento de Roman Polanski y no a su favor. Y tengo la prueba. El pasado 2 de octubre, en el programa de radio On point, de la emisora NPR, en el que me las vi con una Geraldine Ferraro que repitió hasta la saciedad: "Polanski ha tenido una lovely life; ahora tiene que pagar", hice un llamamiento a los oyentes: "señálenme un caso, uno sólo, de un ciudadano anónimo, culpable del mismo delito, al que hayan venido a buscar treinta años después de los hechos". A día de hoy, nadie me ha señalado ninguno. Y no lo han hecho porque había que ser precisamente Polanski, había que ser un artista de renombre mundial para que un juez electo, en puertas de una campaña electoral y sediento de publicidad, rescatase el caso del olvido en el que la sabiduría de los pueblos entierra, incluso en Estados Unidos, los antiguos antecedentes de los delincuentes que nunca reincidieron.

Es extraño -vergonzoso y extraño- que a esos mismos que, recelosos hasta de su propia sombra, ven complots por todas partes y se pasan la vida cavilando sobre las agendas secretas de los Estados, no parezca llamarles en absoluto la atención este timing extremadamente raro: un hombre tiene una casa en Suiza; desde hace años, pasa en ella todas las vacaciones escolares con su familia; y, de pronto, sin que medie el menor elemento novedoso, vuelve a sumergirse en la pesadilla que ha sido el sino de su vida.

Y es que -para terminar- es vergonzoso que no sea posible, cuando se habla de esa vida, evocar la infancia en el gueto, la muerte de la madre en Auschwitz, la muerte de la joven esposa destripada junto al niño que esperaba, sin que los charlatanes de la nueva justicia popular clamen contra un supuesto chantaje. Cuando se trata del más abominable asesino en serie, la "cultura de la excusa" reinante no duda en echar mano de su infancia difícil, de una familia problemática, de los traumas... Pero Roman Polanski parece ser el único reo del mundo que no tiene derecho a ninguna circunstancia atenuante.

Es el caso en su conjunto lo que resulta vergonzoso.

Es el debate lo que resulta nauseabundo y de lo que uno debería poder mantenerse apartado.



Apenas conozco a Roman Polanski. Pero sé que todos aquellos que, de cerca o de lejos, participan en este linchamiento, pronto se despertarán horrorizados por lo que han hecho. Avergonzados.

(Traducción de José Luis Sánchez-Silva).